Tras la decisión de la UBA, ¿cómo continuarán las clases en otras universidades?

La Universidad de Buenos Aires dispuso el regreso a las aulas para el 1 de junio y extendió el calendario hasta 2021. Según un relevamiento de Infobae, el resto de las instituciones decidió mantener sus ciclos lectivos a distancia, cada una con sus particularidades.

Casi a la medianoche del viernes, la Secretaría de Políticas Universitarias, el área del Ministerio de Educación a cargo de articular con el nivel superior, recomendó a las universidades readecuar sus calendarios académicos ante la imposibilidad de volver a las aulas por el coronavirus. A través de una resolución, pidió garantizar las cursadas en “las modalidades periódicas que normalmente se desarrollan en un año académico, manteniendo la calidad del sistema universitario”.

Tras la recomendación, la Universidad de Buenos Aires (UBA) se adelantó a todo el sistema y dispuso que el regreso a clases presenciales se diera recién el 1 de junio. Su rector, Alberto Barbieri, extendió el año académico hasta el 12 de marzo de 2021, con un receso de un mes entre el 19 de diciembre y el 17 de enero.

Con ese marco general, la mayoría de las facultades se pronunciaron al respecto. Todas las grandes –Medicina, Derecho, Económicas– impulsaron seguir con clases virtuales y postergar los exámenes hasta el regreso a la presencialidad en junio. De ese modo, buscan que los dos cuatrimestres queden dentro del mismo año.

Cerca del rectorado, las resoluciones de las facultades no fueron vistas como un cortocircuito. “La normativa da libertad para extenderte hasta marzo del año siguiente y marca algunas pautas. Eso no significa que todos las tengan que seguir: si vos podés terminar en 2020 sin resignar calidad, adelante. No todas las carreras lo pueden hacer”, plantearon.

Por peso específico, la medida de la UBA se suponía que traería consigo un efecto cascada. “No te voy a mentir. Generó mucho ruido en el sistema”, reconoció el vocero de una universidad del Interior. Sin embargo, cada una con sus particularidades, las universidades decidieron mantener sus calendarios, de acuerdo a un relevamiento que hizo Infobae.

La Universidad Nacional de Córdoba (UNC), la segunda en cantidad de alumnos detrás de la UBA, se desentendió hoy por la mañana de la medida de la casa de estudios porteña. “Nosotros vamos a seguir con las clases virtuales como está sucediendo en todo el mundo”, dijo su rector Hugo Juri, que no especificó cuándo volverían las clases presenciales.

La tercera universidad del país en matrícula –la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) ratificó la vigencia del calendario académico. En un comunicado, plantearon que se mantendrán las clases a distancia y que el regreso a las aulas se dispondrá cuando el gobierno nacional así lo recomiende.

En la Universidad Tecnológica Nacional, el rector mantendrá por la tarde una videoconferencia con los decanos de las 30 regionales. La idea es profundizar las clases a distancia y no modificar el calendario. Por su parte, la Universidad Nacional de Rosario (UNR) también decidió sostener su calendario académico. Sus clases seguirán siendo virtuales hasta que se dé luz verde al retorno a las aulas y las mesas de exámenes se reprogramarán.

La Universidad de La Matanza regresará a las aulas el 1 de junio

Del mismo modo, la Universidad Nacional de Tucumán (UNC), “en el marco de su autonomía”, mantuvo su calendario. Por ahora, tienen las clases suspendidas hasta el 13 de abril, pero advirtieron que se tomarán nuevas medidas en consonancia con lo que dispongan el gobierno nacional y provincial. En tanto, la Universidad Nacional de Mar del Plata (UNMdP) tampoco evalúa modificaciones como la que hizo la UBA y apostará a la virtualidad.

En las principales universidades del conurbano bonaerense, adoptaron medidas semejantes. La Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) fue la más precisa. Su primer cuatrimestre se extenderá desde el 6 de abril hasta el 18 de julio. Los primeros dos meses serán a través de una plataforma llamada Materias Interactivas en Línea (MIEL) y las clases presenciales volverán el 1 de junio. En la Universidad Nacional de Lomas de Zamora (UNLZ), sus cinco facultades dispusieron no mover el calendario. “Valoramos la cursada presencial como espacio de aprendizaje pero estamos convencidos de que como universidad no debemos postergar el cuatrimestre”, sostuvieron.

Las universidades privadas, también a distancia

Las universidades privadas, en algunos casos con mecanismos virtuales más aceitados, decidieron seguir con la cursada a distancia hasta que se permita volver a la presencialidad.

La Universidad Católica Argentina (UCA) resolvió extender el dictado de clases virtuales hasta, en principio, el 20 de abril. La Universidad del Salvador (USAL) mantendrá las clases a distancia, pero anunció que hará cambios en el calendario académico para que se puedan llevar adelante las actividades prácticas en el segundo cuatrimestre.

La Universidad Argentina de la Empresa (UADE) mantuvo su ciclo lectivo a distancia sin modificaciones: el primer semestre se extiende entre marzo y julio y el segundo entre agosto y diciembre, a la espera de una nueva directiva del Gobierno para volver a las aulas. La Universidad Austral (UA) retomó el 30 de marzo todas sus clases en la modalidad online, pero no hay novedades respecto al regreso de las clases presenciales.

La Universidad Torcuato Di Tella (UTDT) reafirmó la vigencia de su calendario, que contempla los exámenes parciales entre el 20 de abril y el 4 de mayo. “Todas nuestras clases se están dictando en formato online”, remarcaron. La Universidad de Palermo (UP) migró todo su contenido a clases digitales. Por ende, no hizo modificaciones en las fechas de la gran mayoría de sus carreras, con excepción de algunas pocas en las que extendieron el ciclo lectivo dos semanas.

Autor: Maximiliano Fernandez.

Fuente: Infobae.