Libretas de Salud Escolar: Controlan la salud de los niñas y niños.

Con los recaudos preventivos necesarios en el marco de la pandemia, escolares reciben controles de salud.

Mediante el programa provincial de libretas de salud escolar, el gobierno de la provincia continúa la vigilancia permanente del estado de salud de los escolares del nivel inicial y primario a través de la confección de la Libreta de salud Escolar.

Mediante un trabajo articulado entre los equipos sanitarios de las distintas localidades, el personal docente y directivos del ministerio de Cultura y Educación, se programa la convocatoria a las familias para que se acerquen a los establecimientos educativos, donde de forma ordenada y dando cumplimiento efectivo al “distanciamiento social preventivo” se realizan “los controles y la confección de las libretas en establecimientos de la provincia, comentó la doctora Laura Filipini, Directora de Coordinación de Establecimientos del 1º y 2º Nivel de Atención del Ministerio de Desarrollo Humano.

Bajo esta modalidad, en la oportunidad, los niños que asisten al Jardín de Infantes –JIN 28- de la localidad de Tres Lagunas, fueron beneficiados con nuevos controles de salud.

Al respecto, detalló que cada institución educativa “se comunica con los padres y programan turnos para los chicos, para que se puedan hacer los controles ordenada y organizadamente, sin que se provoquen amontonamientos de gente. Se aprovecha el gran espacio que tienen las escuelas para hacer las atenciones, respetando el distanciamiento social solicitado como medida preventiva que es de entre 1.50 y 2 mts entre personas”.

Además, se utilizan los elementos de protección personal como guantes y barbijos para el contacto con los niños.

Exámenes

En esta ocasión, los jardineritos fueron los destinatarios de controles antropométricos con medición de peso, estatura y talla, más una completa revisión del estado nutricional. También se le practicaron exámenes de la agudeza visual y auditiva, control de la tensión arterial y ritmo cardiaco.

Por otra parte, fueron chequeados los carnets de vacunación y fueron aplicadas las dosis de vacunas faltantes establecidas para la edad del ingreso escolar (5 y 6 años). Y se procedió a evaluar el estado bucodental de cada uno de los pequeños, acompañados por consejos para cuidar la salud bucal como el cepillado, la visita periódica al odontólogo y el consumo diario de alimentos sanos que fortalezcan las piezas dentarias. Los padres agradecieron al equipo de salud y a la comunidad educativa por el seguimiento de salud realizado a sus hijos “a pesar de que los niños no están concurriendo al edificio escolar por la cuarentena. Pero nos pidieron que vengamos, nos dieron un turno y nos avisaron el día que nos tocaba venir y el horario. Todo muy ordenado. Estamos muy agradecidos”, afirmaron. Confirmaron que no habrá calificaciones numéricas y la evaluación será de “carácter formativo” durante la pandemia.