El 90% de las escuelas se comunican con los alumnos, pero solo la mitad lo hace a diario.

Frecuencia y fines del vínculo pedagógico en cuarentena.

El aislamiento producto de la pandemia del COVID-19 alteró el ritmo pedagógico de la escuela y obligó a más de 190 países a interrumpir sus clases presenciales en los últimos meses. Al momento de elaboración de este informe, 143 países aún no han retomado el ciclo lectivo. Esto implica que siete de cada diez estudiantes en los niveles inicial, primario, secundario y superior no universitario no mantienen su vínculo pedagógico tradicional (UNESCO, 2020). En Argentina las clases presenciales se interrumpieron el día 16 de marzo (Presidencia de la República Argentina, 2020).

En este contexto, durante el mes de junio de 2020, Argentinos por la Educación emprendió un estudio para comprender mejor la situación de padres, madres, otros adultos referentes, niñas y niños y cómo se enfrentaban a las situaciones de educación remota. Para esto se optó por la realización de una Encuesta Nacional Escolar que consistió en un relevamiento propio con el objetivo de contar con un diagnóstico respecto a las prácticas institucionales de continuidad pedagógica.

Este informe es el primero de una serie de cuatro reportes y presenta los resultados respecto a “Frecuencia y fines del vínculo pedagógico en cuarentena”. Los próximos tres informes indagarán respecto a dispositivos y medios de comunicación para mantener el vínculo pedagógico; tiempo destinado a actividades escolares y acompañamiento de adultos; y percepción respecto a la pérdida de aprendizajes y conformidad con los docentes. Los resultados tienen representatividad estadística para las escuelas primarias urbanas de modalidad común y sector estatal y fueron obtenidos a partir de la encuesta administrada a familias de esas escuela. Dada la técnica para identificar a los respondientes, las familias involucradas tenían conexión a internet aunque sea mínima o intermitente por lo que la robustez de los resultados solo se aplica a este universo de hogares.

Concepto de aprendizaje para niños. excelentes alumnos ...

El cuestionario implementado contó con cuatro bloques:

1. Características personales: provincia, parentesco con el alumno, año de estudio del alumno.

2. Características de la escuela: jornada, vínculo pedagógico en el contexto del COVID-19.

3. Conformidad con la educación que la escuela y los docentes están proporcionando.

4. Preguntas abiertas de recomendaciones a la escuela.

Este informe solo se centra en el segundo bloque que tiene representatividad estadística. Las respuestas del tercer bloque se recolectaron con fines exploratorios. Por cuestiones de confidencialidad no se reportan los nombres de las escuelas ni de los respondientes.

Los autores desean agradecer a Alejandro Artopoulos, Nicolás Buchbinder, Adrián Cannellotto, Alejandro Catterberg, Guadalupe Dorna, Soledad Guilera, Veronica Gottau, María Lombardi, Cecilia Veleda y Sandra Ziegler por su generosa colaboración mediante sugerencias y comentarios esenciales para la realización de este estudio.

Una de cada dos escuelas tiene una comunicación diaria con sus alumnas y alumnos. De acuerdo a los resultados de la encuesta, el 51,01% de los respondientes indicó que los docentes de las instituciones mantienen una comunicación diaria con los alumnos durante la cuarentena. También se observa que nueve de cada diez escuelas se comunican al menos una vez por semana. Son prácticamente nulos los casos donde la escuela no se pudo comunicar con alguna familia.

La principal razón de comunicación entre escuelas y alumnos es proponer actividades educativas Con respecto al objeto de las comunicaciones, en tres de cada cuatro escuelas los docentes proponen actividades educativas en su interacción con los alumnos. En el 40,8% de los casos también hubo comunicación para conocer cómo estaban los alumnos e interesarse por la situación personal o familiar. Estos resultados son consistentes con estudios anteriores (UNICEF, 2020).

Cuatro de cada cinco escuelas solo tienen un vínculo pedagógico asincrónico. Al indagar acerca de cómo es la manera de enseñar, cuatro de cada cinco escuelas utilizan solo actividades asincrónicas (descargar actividades y enviarlas, ver clases grabadas, etc).

17,6% de los casos corresponden a una combinación de modos asincrónicos y sincrónicos (ejemplo: Zoom, Skype). El vínculo pedagógico exclusivamente sincrónico es prácticamente nulo.

Si se profundiza acerca sobre los métodos asincrónicos, se observa que la situación más frecuente es que los docentes envían tareas, los alumnos la completan y luego envían a sus maestros (87,8%). La descarga de tareas desde una plataforma, blog o página web (17,9%) o las clases grabadas (8,4%) son maneras de enseñar que suceden en una menor proporción (81,6% 0,8% 17,6%).

Fuente: Argentinos por la Educación en base a encuesta propia.

Comentarios finales

1. Los datos recabados muestran que la totalidad de la relación entre familias y escuelas fue centralmente asincrónica por medio de envíos (mail o WhatsApp como se verá en otros informes) o bajando contenidos de plataformas, webs o blogs. En un 17,6%, las escuelas agregan a eso el uso de herramientas sincrónicas como Zoom o Meet. Esta evidencia permite inferir que las herramientas asincrónicas predominan en todos los hogares, mientras que en algunos pocos se suma una herramienta sincrónica. En resumen, parece razonable concluir que en las escuelas públicas relevadas no se presenta una dicotomía en la modalidad de contacto sino la utilización de la asincronía como modalidad predominante de comunicación, a lo que se adiciona un uso minoritario de herramientas sincrónicas.

2. Por otro lado, en esta muestra de hogares con conexión a internet las familias identifican una presencia constante por parte de la escuela. El 73% reporta un mínimo de tres contactos semanales y la mitad de la población muestreada explícita contactos diarios. Da la impresión que el sostenimiento del vínculo y la continuidad pedagógica estuvo garantizado por la presencia cotidiana de los docentes, siendo muy bajo el porcentaje de familias que reportan nula o escasa comunicación. Es posible que la asincronía de los recursos digitales requiera de un contacto constante para no perder un vínculo que la comunicación sincrónica parece garantizar mejor.

3. El motivo central de esta comunicación fue pedagógico, básicamente el envío de actividades y tareas por parte de los docentes y en menor medida la devolución de esas actividades por parte de los alumnos.

4. Un dato llamativo es que el 8% de familias reportan comunicación cada 15 días. Si bien la proporción de hogares no es muy alta, son alumnos notoriamente perjudicados en su educación a causa del aislamiento, aun teniendo algo de conectividad.

5. Aquí yace el supuesto de que los padres pueden comunicar las prácticas pedagógicas adoptadas por la institución educativa a la que asisten sus hijos fielmente. Las preguntas del cuestionario son impersonales y pretenden conocer sobre el proceso educativo adoptado por las escuelas en la situación de pandemia.

6. Existe un posible sesgo de que los padres más interesados por la educación sean aquellos que deciden participar de la encuesta, de todas maneras, dado el formato de preguntas impersonales de la encuesta esto no representa un impedimento para los fines de la investigación.

REFERENCIAS

• Presidencia de la República Argentina (2020). Sitio web. Disponible en:

https://www.argentina.gob.ar/noticias/el-gobierno-dispuso-la-suspension-de-clases-licen

cias-paramayores-de-60-anos-y-el-cierre-0

• UNESCO (2020). COVID-19 Educational Disruption and Response. Sitio web disponible en:

https://en.unesco.org/covid19/educationresponse

• UNICEF (2020). Encuesta COVID. Percepción y actitudes de la población. Impacto de la

pandemia y las medidas adoptadas sobre la vida cotidiana. Disponible en: https://www.unicef.org/argentina/media/7866/file

Link del Artículo: https://cms.argentinosporlaeducacion.org/media/reports/Frecuencia_fines_vinculo_pedagogico_cuarentena_.pdf