“EL EMBARAZO EN ADOLESCENTES”

La falta de apoyo, información y orientación en materia de salud reproductiva, orientación y educación sexual para niñas y adolescentes, ha ocasionado que el índice de embarazos en esta etapa de la vida se empiecen a considerar como un problema de salud pública. Tan sólo la Organización Mundial de la Salud (OMS) ha señalado que anualmente alrededor de 16 millones de niñas de entre 15 y 19 años dan a luz y en el caso de México en particular, la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT) ha arrojado que para el 2011 por cada mil mujeres 37. Corresponde a mujeres adolescentes, lo que se ha incrementado en comparación con el 2005 en donde por cada mil mujeres 30.0 correspondían a adolescentes. La adolescencia en sí es una etapa muy compleja de atravesar en el ser humano, ya que si bien ya se cuenta con elementos suficientes para conocer y entender cómo es el mundo que les rodea, su organismo atraviesa por muchos cambios tanto físico como mentales, los cuales en muchas de las ocasiones no comprenden al 100%; entre dichos cambios se encuentra el despertar y querer iniciar una vida sexual activa, y para lo cual hay distintas opciones de acuerdo a la educación que se le dé en el hogar, la escuela o de acuerdo a la presión social en la cual se desenvuelva la adolescente. Las opiniones más conservadoras señalan como la mejor opción la abstinencia total, la cual en la práctica no es el camino a elegir, por lo que más allá de los tabús sociales, e incluso religiosos que hay sobre el tema, es necesario que haya una apertura mucho más realista, y sobre todo prevenir a través de la educación en todos los sentidos un embarazo inesperado en la etapa de la adolescencia, lo cual trunca su desarrollo como ser humano, en otros muchos ámbitos, además de que con una debida protección se evitan diversas enfermedades de trasmisión sexual.

Embarazo adolescente: Mendoza está dos puntos por debajo de la ...

Es importante que el actual gobierno, tome cartas en el asunto, ya que como lo señalan los expertos, en las dos administraciones anteriores el tema quedó relegado, y por ello es que tanto la tasa demográfica, así como la cuestión de los embarazos en adolescentes se vio incrementada de manera notoria, es por ello que resulta urgente implementar una política pública en que todos los niveles de gobierno pongan énfasis en prevenir este fenómeno social. Se considera que a través de la prevención del embarazo entre los adolescentes de nuestro país, se están cuidando dos calidades de vidas, en primera instancia las de las madres adolescentes, que aún tienen mucho por experimentar como ser humano en lo individual, así como la espera de traer al mundo a niños con padres muchos más preparados en todos los sentidos, los cuales a posterior habrán de saber llevar mucho mejor este rol, tan trascendente en el ser humano. arco Teórico Conceptual, Políticas Públicas, Derecho Comparado, Directrices de la OMS, Iniciativas presentadas y Opiniones Especializadas.

CONCLUSIONES GENERALES

Tal y como lo se señala la ENSANUT, la adolescencia es una etapa en la que se establecen patrones de comportamiento para la vida al transitar de la niñez a la edad adulta y por lo tanto se considera que las decisiones que en esta etapa se tomen serán decisivas para el futuro del individuo. Ante tal situación, los adolescentes –los cuales de acuerdo a la Ley de Protección de los Derechos de las Niñas, Niños y Adolescentes se les ubica en un rango de edad que va de los 12 a los 19 años-, se encuentran en una situación de vulnerabilidad si éstos no cuentan con la orientación, apoyo e información suficiente para la toma de decisiones, sobre todo tratándose del ámbito de la iniciación de su vida sexual. La falta de apoyo, información y orientación en materia de salud reproductiva, y educación sexual para niñas y adolescentes, ha ocasionado que el índice de embarazos en esta etapa se empiecen a considerar como un problema de salud pública. De acuerdo con la OMS anualmente alrededor de 16 millones de niñas de entre 15 y 19 años dan a luz y en México de acuerdo con la ENSANUT para el 2011 por cada mil mujeres 37.0 corresponde a mujeres adolescentes, lo que se ha incrementado en comparación con el 2005 en donde por cada mil mujeres 30.0correspondían a adolescentes.Con respecto a la incidencia o tasa de fecundidad de las adolescentes de 15 a19 años, el INEGI ofrece las siguientes cifras: Durango es el Estado que cuenta con la tasa más alta de fecundidad en adolescentes de los 15 a los 19 años de edad con 79.56% y por el contrario la tasa de incidencia más baja la tiene el Distrito Federal con 36.39%. Por su parte la UNICEF apunta que un 0.06 por ciento de las niñas mexicanas de 12 años han tenido al menos un hijo.Entre las causas del embarazo en la adolescencia se encuentran tanto a nivel internacional como en México las siguientes:

• El inicio temprano de las relaciones sexuales.

• El matrimonio a edades tempranas, asociado a la maternidad (que se presentan más en las áreas rurales).

• Carecer de información y conocimientos suficientes sobre los métodos anticonceptivos y el no tener un fácil acceso a su adquisición o el bajo uso de estos métodos.

• La falta de una buena educación sexual.Entre las consecuencias se ubican las siguientes:

  • Alto riesgo de mortalidad y las enfermedades propias del embarazo.
  • La reacción depresiva de la adolescente en curso de su que puede llevarla al suicidio o intento de suicidio.

Dirección General de Servicios de Documentación, Información y Análisis Dirección de Servicios de Investigación y Análisis Subdirección de Análisis de Política Interior.

  • Las escasas oportunidades de proseguir con su escolarización.
  • Las dificultades para su inserción en el mercado de trabajo.
  • Su desarrollo social y cultural.

La formación de una familia y su estabilidad ante tal situación y a pesar de contar con un marco jurídico que de alguna manera regula el embarazo en la adolescencia, éste no es suficiente pues este grupo está inmerso en las reglas generales que se aplican para el grueso de la población a través de los programas de planificación familiar desde el ámbito del sector salud, sin embargo, la problemática incluye al sector educativo y a al ámbito familiar en donde se encuentra reticencia para abordar el tema pues en las más de las ocasiones son los propios padres quienes se oponen a que se les informe a sus hijos sobre lamateria de la sexualidad por considerar el tema un tabú. Al respecto podemos observar con la identificación de programas en materia de prevención de embarazos en la adolescencia que no fue localizado un programa para Durango y es el Estado con más alta tasa de fecundidad en adolescentes de los 15 alos 19 años de edad. Por su parte, se encontró que en el PND aún y cuando se le dio relevancia a la inclusión de la atención a la salud sexual y reproductiva de las personas adolescentes en su eje de desarrollo número tres, la incorporación de este tema se hace a nivel de líneas de acción y no de estrategias u objetivos, lo que resulta un tanto desalentador dado que la materia puede o no tener un alcance a través de los programas o políticas que se establezcan para dichos sectores.

Por último, se propone que el 26 de septiembre sea “día nacional para la prevención del embarazo no planificado en adolescentes” con el objetivo de informar, orientar y educar a las y los adolescentes sobre la prevención de embarazos no planificados y las infecciones de transmisión sexual, incluyendo VIH/sida. En el ámbito del Derecho Comparado Interno. En la lo relativo a la Legislación sobre los derechos de las niñas, niños y adolescentes, que es donde se ubica la definición de adolescente y los derechos de éstos, estando dentro de los mismos, la prevención de un embarazo o para proteger a quienes ya se encuentren en este estado, independientemente de aquellos a los que se tiene derecho en general por el sólo hecho de ser mujer y derivados de la maternidad. Posteriormente, se compara la legislación en materia de Derechos de lo Jóvenes, a quienes en la mayoría de los casos se considera dentro del rango de edad de los 12 a los 29 años, y dentro de los cuales entran los adolescentes cuya edad ha sido ubicada en el rango de los 12 años cumplidos a los 18 años incumplidos. Por último, se presenta el cuadro correspondiente a la legislación en materia de salud en donde se observa que: la planificación familiar tiene carácter prioritario y en sus actividades se debe incluir la información y orientación educativa para los adolescentes y jóvenes y sobre la inconveniencia del embarazo antes de los 20 años. Dentro de las opiniones especializadas, se muestra una enorme preocupación por la situación actual en que pasan la mayoría de las adolescentes que no están bien informadas de las consecuencias que pueden tener al comenzar una vida sexualactiva, o en su caso, por simple vergüenza no adquieren un preservativo, situación que debe de cambiarse por una cultura mucho más abierta, de igual forma se habla de un empoderamiento de las mujeres desde niñas, es decir, que tengan otras muchas opciones en la vida, con el propósito de que postergue la situación de ser madres, para un futuro mucho mejor para ellas y sus hijos, lo cual únicamente se logrará con información, educación y un cambio de cultura de prevención al respecto.

Link del articulo: https://www.academia.edu/8724767/SAPI-ISS-38 13_EL_EMBARAZO_EN_ADOLESCENTES