Se aprobó el protocolo para las clases presenciales en escuelas albergues.

Desde el gobierno escolar las escuelas albergues cuenten con un reglamento donde queden plasmadas las características particulares de estas instituciones ya que la prestación de este servicio educativo es diferente a las otras escuelas.

Deben contar con normas claras expresando los derechos de los docentes y no docentes que forman parte de esta modalidad, otorgando una mejora en la vida institucional.

Debemos tener en cuenta la importancia que tienen las escuelas rurales para la formación y capacitación de los niño/as que habitan en estos lugares. Estas escuelas rurales deben tener el apoyo del estado nacional, provincial y municipal. Y el concurso de los equipos de salud, transformando estas escuelas en un verdadero centro de Atención Primaria de la Salud. -Dr. Juan Marcelo Cosin.

La secretaria de Gestión Educativa del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de Salta, Roxana Celeste Dib, indicó que la resolución 13 “fue elaborada en conjunto con el equipo de profesionales de salud pertenecientes a la Dirección General de Coordinación Epidemiológica y de educación pertenecientes a la Secretaría, como así también los servicios jurídicos de ambos ministerios”.

Como se trata de escuelas albergue, se dipusieron “períodos alternos de 15 días de permanencia en la institución y 15 días mínimos de permanencia domiciliaria a partir del último día que el alumno asistió a la institución”, según la resolución. En los períodos presenciales se adecuarán los horarios al inicio y cierre de la quincena de manera tal que el traslado de estudiantes, docentes y no docentes no sea durante los picos de movimiento vinculados al desplazamiento laboral y social del resto de las comunidades.

Las escuelas albergue de Mendoza tienen su propio reglamento | Sociedad

En la modalidad habitual, prepandemia, estas escuelas abrían sus puertas de lunes a viernes. En esos días los estudiantes quedaban alojados en los establecimientos educativos y volvían a sus casas durante los fines de semana. Ahora la alternancia será quincenal.

La cantidad de alumnos dentro de las aulas será definida de acuerdo a cada espacio físico, siempre y cuando se respete la distancia mínima de 1,5 metros entre las personas. En este sentido, si un curso debe dividirse, se establecerán tantas secciones como grupos permita el espacio.

De darse esta situación, la resolución establece que cada sección asistirá presencialmente a las instituciones una quincena completa y articularán actividades desde la no presencialidad durante las próximas. El ciclo se renovará al finalizar las quincenas de articulación presencial del último agrupamiento.

Por ejemplo, el “5to. año A, primer grupo” asistirá de manera presencial durante la primera quincena de retorno y articulará aprendizajes de manera no presencial durante la segunda y tercera quincena. El segundo grupo del quinto año asistirá la segunda quincena de manera presencial y articulará aprendizajes de forma no presencial durante la primera y tercera quincena. Y el tercer grupo asistirá la tercera quincena de manera presencial y articulará aprendizajes durante las quincenas primera y segunda.

En el caso de los grados o plurigrados (de hasta tres cursos) que tengan menos de 10 estudiantes, tendrán que asistir a la escuela durante 15 días y articular luego las actividades para la no presencialidad de los próximos 15 días. El ciclo de articulación, se renovará luego de 30 días.

El protocolo también dejó establecido que se debe profundizar la no presencialidad “para los casos en que no puedan, por razones sanitarias o no deseen por temor o decisión de las familias, bajo ningún concepto asistir a clases presenciales”. En caso de ser necesario, se deberá proveer un docente tutor o maestro comunitario para que trabaje con un agrupamiento de estudiantes que correspondan a los casos mencionados anteriormente.

Además, entre las medidas básicas y obligatorias, está la garantía del distanciamiento social de 1.5 metros entre personas, el uso del tapabocas dentro de la institución y la higiene frecuente de las manos, además de la ventilación de los ambientes, la desinfección de superficies y poner a disposición del personal y estudiantes de la institución, alcohol en gel o sustitutos de igual efecto sanitario.

Las escuelas técnicas e institutos de educación superior, centros de formación, talleres, laboratorios, salas de trabajos grupales, talleres de arte, deberán aplicar las mismas medidas de seguridad y salud descriptas en la resolución, más las medidas del distanciamiento e higiene personal. Según la cartera educativa de Salta, lo dispuesto cumple con lo previsto por las resoluciones del Consejo Federal de Educación, órgano del cual las autorides educativas de la provincia forman parte junto al resto de las provincias y la Ciudad Autónoma de Buenos Aires.

Resta saber cómo será el proceso de recuperación para este grupo de alumnos, que en algunos casos no llegaron a cursar en todo 2020. Según el Observatorio de Argentinos por la Educación, en Salta al menos el 29,5% de los estudiantes de primaria no tuvo acceso a internet. De ese porcentaje, un gran número responde a las localidades lejanas a la ciudad capital, que además de no tener conexión inalámbrica, tampoco tienen un buen acceso a la telefonía celular.

Este medio intentó contactarse con docentes y directivos de las escuelas albergue, pero afirmaron no estar enterados de las recientes medidas. Por otro lado, el ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, llegará el lunes a Salta como parte de un recorrida por el norte del país y como previa al inicio del ciclo lectivo 2021. En la provincia de reunirá con las autoridades locales de Educación.

Antes de la apertura
El protocolo indica las acciones previas a la apertura de los establecimiento. Allí se establece que tanto el personal de maestranza, administrativo, docente y directivo deberán reunirse antes de la incorporación de los estudiantes para la reorganización de la institución.

Por eso se permitirán reuniones de docentes u otros miembros de la comunidad educativa en espacios donde pueda garantizarse el cumplimiento del distanciamiento establecido en el protocolo.


Una de las tareas que se deberá hacer de forma previa, es definir un espacio para aislar a estudiantes y trabajadores en caso que presenten síntomas de la covid-19. “Este lugar debe poder ser convenientemente desinfectado y ventilado luego de su uso como espacio de aislamiento preventivo”, indica la resolución.

Además, se tendrá que elaborar el mapa de actores claves en cada establecimiento que puedan “apoyar a los equipos de conducción institucionales en la derivación de situaciones de riesgo, contagio o vulneración de derechos identificadas en la comunidad educativa”. En esa línea, tendrán que articular las instituciones educativas con el primer nivel de salud a modo preventivo, “con el propósito de realizar el rastreo de contactos estrechos, sospechosos y su monitoreo en caso de ser necesario”.

Dentro de la escuela
En el interior de las escuelas se recomienda mantener las medicas básicas y obligatorias de cuidado, como el distanciamiento, lavado frecuente de manos o uso de alcohol en gel, y el uso del tapabocas. El protocolo también insta a que se evite el contacto físico estrecho, como besos, abrazos, apretones de manos, puños, entre otros. En esa línea, queda prohibido compartir mates, vajillas, útiles, u otros utensilios personales.

Para garantizar la higiene personal, en cada institución se deberá asegurar el acceso a lavamanos, en donde exista agua, jabón y toallas de papel descartables; más los dispensadores de alcohol en gel antibacteriano o alcohol líquido al 70%.

El lavado de manos se tendrá que hacer al llegar a la escuela, antes y después de comer, luego de haber tocado superficies públicas, como mostradores, pasamanos, picaportes, barandas; y antes y después de ir al baño. También, después de toser, estornudar o limpiarse la nariz.

Las instituciones tienen prohíbido instalar salas de espera dentro de las escuelas. Y sólo se permitirá el ingreso de familiares con turno previo o cuando lo considere necesario el personal directivo, cumpliendo con las medidas de bioseguridad definidas en el presente protocolo. De ser necesario, la permanencia de varias personas en espacios cerrados no debe superar los 15 minutos y siempre se deberá tener el tapaboca colocado de manera correcta.

Las escuelas albergue también proveen comida, por lo que las medidas básicas y obligatorias se trasladarán en el momento del almuerzo, merienda y cena. Como en cada una de las actividades al interior de la cocina.

Link: https://www.pagina12.com.ar/316424-se-aprobo-el-protocolo-para-las-clases-presenciales-en-escue