EL AGUA, BENDICIÓN PARA TODOS.

“El agua es matriz de vida y de bienestar, mientras su falta provoca la extinción de toda fecundidad, como ocurre en el desierto”, agregó el Sumo Pontífice.

Desde el principio, el agua es vida para la humanidad. Para expresar y significar las bendiciones de Dios, la Biblia utiliza imágenes relacionadas con el agua, como… La historia de salvación del pueblo de Israel, expresada en los salmos.

5 tips para proteger tu piel de tantas lavadas de manos a diario

EL AGUA, BENDICIÓN PARA TODOS

Desde el principio, el agua es vida para la humanidad. Para expresar y significar las bendiciones de Dios, la Biblia utiliza imágenes relacionadas con el agua, como principio vital y renovador. En cada ocasión en la que Dios quiere comunicar su amor y fidelidad eternos al pueblo de Israel, promete el agua, los manantiales que riegan la tierra, la fecundan y calman la sed. En la promesa del Reino, la tierra es un vergel, donde el agua asegura la vida. Esta promesa es para todos los pueblos. Se cumplirá con nuestra colaboración. Nuestra contribución consiste en cuidar el agua, velar por una distribución justa, procurar una buena gestión, y por el reconocimiento de su condición de derecho humano imprescindible para la vida por encima de su cualidad económica. El agua es un bien fundamental para la vida en la tierra, del cual todos tenemos que poder disfrutar El agua, por su misma naturaleza, no puede ser tratada como una simple mercancía más entre las otras, y su uso debe ser racional y solidario. Su distribución forma parte, tradicionalmente, de las responsabilidades de los entes públicos, porque el agua ha sido considerada siempre como un bien público, una característica que debe mantenerse, aun cuando la gestión fuese confiada al sector privado. El derecho al agua, como todos los derechos del hombre, se basa en la dignidad humana y no en valoraciones de tipo meramente cuantitativo, que consideran el agua sólo como un bien económico. Sin agua, la vida está amenazada. Por tanto, el derecho al agua es un derecho universal e inalienable.

La historia de salvación del pueblo de Israel, expresada en los salmos, hace del agua un símbolo de vida y renovación.

-SALMO 107

Convirtió el desierto en un lago, y la tierra reseca en un oasis: allí puso a los hambrientos, y ellos fundaron una ciudad habitable.

Sembraron campos y plantaron viñas, que produjeron frutos en las cosechas;

Él los bendijo y se multiplicaron, y no dejó que les faltara el ganado el agua, bendición para todos.

Agua_bendicion_para_todos